"Sin documentos no hay memoria, sin memoria no hay historia y sin historia, no hay identidad" (*) 
Mi interés por la genealogía comenzó en la adolescencia, cuando gracias a las charlas vespertinas que mantenía con mi abuela materna, comencé a interesarme por las historias de nuestros ancestros, aunque recién cuando mi madre estaba próxima a cumplir 80 años y sentía la necesidad de buscar respuestas sobre el pasado de su existencia, es cuando realmente comencé a investigar concienzudamente sobre la historia familiar, su procedencia y su cultura. 

Por aquel entonces, decidí plasmar ese “viaje hacia atrás” en un blog a modo de cuaderno de bitácora, centrando mis búsquedas en la rama materna (italianos, de origen lombardo), radicados en Argentina, al norte de la Provincia de Santa Fe, si bien a medida que iba adentrándome en la historia de los que me precedieron, hice extensiva la investigación a mis ancestros de origen suizo y portugués, también emigrados a Argentina a mediados del siglo XIX. 

En cuanto a mi ascendencia paterna de origen puntano, he centrado mi interés en el conocimiento, estudio, defensa, conservación y difusión del patrimonio documental de la Provincia de San Luis. Al margen de mi búsqueda particular o quizás como resultado de ella, en éste propósito sigo inmersa en la actualidad y en él subyace el anhelo de que en un futuro próximo, aquellos que como yo, sientan la necesidad de investigar su historia familiar, tengan conocimiento y acceso a los recursos necesarios, hoy ciertamente escasos. 

Con estas iniciativas pretendo compartir el camino transitado a quien le resulte de utilidad. Para los que ya no están, dejar patente su huella y darles ese lugar que la mayoría no encontró en los libros de historia. A los que vienen, una invitación para que -a través del conocimiento de sus raíces-, puedan seguir escribiendo la suya. Y a todos, un franco y sentido agradecimiento.

Claudia Gatica Comolli


(*) Palabras de Norma Ibañez, actual directora del Archivo Nacional de Asunción